8
SOMATIZACIONES
Y
APOYO
SOCIAL
FUNCIONAL
PERCIBIDO
EN
EL
CONTEXTO
DE
AISLAMIENTO
SOCIAL
PREVENTIVO
Y
OBLIGATORIO
POR
COVID-19,
EN
BUENOS
AIRES,
ARGENTINA
Paula
Agustina
Caccia
1
;
María
Carolina
De
Grandis
2
;
Guadalupe
Perez
3
(Recibido
en
agosto
2020,
aceptado
en
octubre
2020)
1
Lic.
En
Psicología,
auxiliar
docente
en
Universidad
Abierta
Interamericana
y
miembro
del
Laboratorio
de
Cognición
y
Políticas
Públicas.
ORCID:
https://orcid.org/0000-0001-6244-7105.
2
Lic.
En
Psicología.
Obtuvo
la
medalla
de
oro
al
mejor
promedio
por
la
Universidad
Abierta
Interamericana
y
el
Premio
por
Publicación
Científica
siendo
estudiante
de
grado.
Docente
universitaria
en
la
Universidad
Abierta
Interamericana
y
miembro
del
Laboratorio
de
Cognición
y
políticas
públicas.
Becaria
doctoral
Conicet.
ORCID:
https://orcid.org/0000-0003-3666-8427.
3
Estudiante
avanzada
de
la
Licenciatura
en
Psicología
en
la
Universidad
Abierta
Interamericana.
ORCID:
https://orcid.org/0000-0003-3575-6636
[email protected];
[email protected];
[email protected]
Resumen:
El
objetivo
fue
indagar
si
existen
relaciones
significativas
trial
el
Apoyo
Social
Funcional
percibido
y
las
Somatizaciones
en
el
contexto
de
aislamiento
social
preventivo
y
obligatorio
(ASPO)
por
Covid-19.
Se
trató
de
un
estudio
descriptivo,
correlacional
y
transversal.
Se
utilizó
el
Inventario
SCL-90-R
y
la
Escala
de
Apoyo
Social
Funcional
Duke-Unk-11.
Además,
se
indagaron
factores
laborales,
efectos
económicos,
exposición
a
noticias,
búsqueda
de
información,
entre
otros.
Con
una
muestra
de
497
sujetos
(Femenino=329)
de
entre
18
y
80
años
(Media=39.9),
se
confirmó
una
relación
negativa
entre
el
apoyo
social,
confidencial
y
afectivo,
y
las
somatizaciones.
El
género
fue
la
variable
que
mayor
tamaño
del
efecto
arrojó
sobre
las
somatizaciones
(.848)
y
la
ansiedad
fóbica
(.559),
el
ser
de
género
femenino
tiene
un
efecto
fuerte
y
moderado
sobre
esas
variables
respectivamente.
Asimismo,
a
mayor
exposición
a
noticias
sobre
Covid-19
mayor
es
la
ansiedad
fóbica.
Aquellos
que
vieron
reducidos
sus
ingresos
económicos
presentaron
mayor
nivel
de
somatizaciones
e
ideación
paranoide,
y
una
menor
percepción
de
apoyo
social.
Finalmente,
quienes
trabajaron
fuera
del
hogar
puntuaron
más
en
ideación
paranoide
y
menos
en
apoyo
social
funcional.
Se
concluye
que
cuando
las
personas
perciben
más
apoyo,
tienden
a
presentar
menor
malestar
en
el
contexto
actual.
Palabras Clave:
Apoyo
Social
Funcional
Somatizaciones
Covid19
SOMATIZATIONS
AND
FUNCTIONAL
SOCIAL
SUPPORT
PERCEIVED
IN
THE
CONTEXT
OF
PREVENTIVE
AND
COMPULSORY
SOCIAL
ISOLATION
(ASPO)
FOR
COVID-19,
IN
BUENOS
AIRES,
ARGENTINA
Abstract:
The
objective
was
to
investigate
whether
there
are
significant
relationships
between
perceived
Functional
Social
Support
and
Somatizations
in
the
context
of
preventive
and
compulsory
social
isolation
(ASPO)
by
Covid-19.
It
was
a
descriptive,
correlational
and
cross-sectional
study.
The
SCL-90-R
Inventory
and
the
Duke-Unk-11
Functional
Social
Support
Scale
were
used.
In
addition,
labor
factors,
economic
effects,
exposure
to
news,
search
for
information,
among
others,
were
investigated.
With
a
sample
of
497
subjects
(Female
=
329)
between
18
and
80
years
of
age
(Mean
=
39.9),
a
negative
relationship
between
social,
confidential
and
affective
support
and
somatizations
was
confirmed.
Gender
was
the
variable
with
the
largest
effect
size
on
somatizations
(.848)
and
phobic
anxiety
(.559),
being
female
has
a
strong
and
moderate
effect
on
these
variables,
respectively.
Likewise,
the
greater
the
exposure
to
news
about
Covid-19,
the
greater
the
phobic
anxiety.
Those
who
saw
their
economic
income
reduced
presented
a
higher
level
of
somatizations
and
paranoid
ideation,
and
a
lower
perception
of
social
support.
Finally,
those
who
worked
outside
the
home
scored
more
in
paranoid
ideation
and
less
in
functional
social
support.
It
is
concluded
that
when
people
perceive
more
support,
they
tend
to
present
less
discomfort
in
the
current
context.
Keyword:
Functional
Social
Support
-
Somatizations
-
Covid19
REVISTA PSICOLOGÍA UNEMI
Vo
lu
m
e
n
5,
008,
e
n
ero
a
j
uni
o
2021.
pp.
8
-
18.
Paula
Agustina
Caccia,
somatizaciones
y
apoyo
social
funcional
9
I. INTRODUCCIÓN
Trial
la
Organización
Mundial
de
la
Salud
(OMS)
se
denomina
COVID-19
a
una
enfermedad
infecciosa
causada
por
el
coronavirus
que
se
ha
descubierto
más
recientemente.
Tanto
este
nuevo
virus
como
la
enfermedad
que
genera
eran
desconocidos
antes
de
que
estallara
el
brote
en
Wuhan
(China)
en
diciembre
de
2019.
Actualmente
es
una
pandemia
que
afecta
a
países
de
todo
el
mundo.
La
gravedad
no
es
únicamente
el
virus
en
mismo,
sino
la
rapidez
de
contagio
a
la
población
y
la
llegada
a
los
grupos
de
riesgo
en
poco
tiempo,
lo
que
pone
en
evidencia
una
inadecuada
capacidad
de
respuesta
de
los
servicios
sanitarios
de
urgencia
ante
una
alta
demanda
(Urzúa
et
al.,
2020).
Debido
a
esto,
gran
cantidad
de
países
han
optado
por
decretar
cuarentena
obligatoria,
en
muchos
casos,
por
tiempo
inde
f
i
nido.
En
Argentina
especí
f
i
camente,
el
Aislamiento
Social
Preventivo
y
Obligatorio
(ASPO),
por
decreto
297/2020,
inició
el
19
de
marzo
de
2020.
Esto
implicó
un
cambio
en
la
rutina,
obligando
a
las
personas
a
permanecer
en
sus
residencias
habituales
y
a
abstenerse
de
concurrir
a
sus
lugares
de
trabajo,
limitándose
a
su
vez,
el
desplazamiento
por
vías,
rutas
y
espacios
públicos.
Tal
como
explican
Etchevers
et
al.
(2020)
en
su
relevamiento
del
impacto
psicológico
de
la
cuarentena
en
2068
sujetos
de
Argentina,
cuanto
más
extensa
es,
más
implicancias
psicológicas
conlleva,
hallándose
que
un
70%
de
los
encuestados
mani
f
i
esta
malestar
psicológico,
de
los
cuales
un
5
%
presenta
riesgo
de
padecer
un
trastorno
mental.
Independientemente
de
la
extensión
del
aislamiento,
la
población
general
presenta
efectos
psicológicos
por
la
pandemia,
predominando
molestias
de
tipo
ansioso
y
depresivo,
y
disminución
de
emociones
positivas
asociadas
a
problemas
de
sueño,
consumo
de
sustancias
psicoactivas,
efectos
físicos
y
percepción
de
la
pérdida
de
salud
Altena
et
al.,
2020;
Huarcaya-
Victoria,
2020;
Ramírez-Ortíz
et
al.,
2020;
Xiang
et
al.,
2020).
A
su
vez,
debido
a
las
percepciones
distorsionadas
de
riesgo
y
al
miedo
que
esto
genera,
aumenta
la
Ansiedad
Fóbica,
entendida
como
el
malestar
que
alude
a
una
respuesta
persistente
de
miedo
irracional
y
desproporcionada
en
relación
con
el
estímulo
que
la
provoca
(Derogatis,
citado
en
Casullo
&
Pérez,
2004),
y
los
comportamientos
sociales
negativos.
Estos
estados
y
conductas
pueden
dar
pie
a
reacciones
de
angustia
tales
como
ira,
miedo
extremo
a
la
enfermedad
incluso
en
personas
no
expuestas,
trastornos
especí
f
i
cos
como
trastorno
de
estrés
postraumático
y
somatizaciones
(Huremovic,
2019;
Shigemura
et
al.,
2020).
Se
entiende
a
esta
última
como
la
presencia
de
malestares
que
la
persona
percibe
relacionados
con
diferentes
disfunciones
corporales,
pudiendo
ser
cardiovasculares,
gastrointestinales,
respiratorios,
entre
otros.
Mientras
que
la
Ideación
Paranoide
alude
a
estados
de
suspicacia
y
al
temor
de
perder
la
autonomía
(Derogatis,
citado
en
Casullo
&
Pérez,
2004).
Asimismo,
Johnson
et
al.
(2020),
a
f
i
rman
que
el
aislamiento
por
Covid-19
generó
niveles
altos
de
preocupación,
incertidumbre,
miedo
y
angustia
en
la
población.
Pero
a
su
vez,
detectaron
que
las
personas
desarrollan
un
sentimiento
de
responsabilidad
y
cuidado,
destacándose
la
valoración
por
la
interdependencia
social.
Hay
un
reconocimiento
de
los
sujetos
como
seres
sociales,
por
lo
que
la
empatía,
la
unión
y
la
conciencia
social
se
inscriben
con
un
mayor
valor,
entendiendo
que
es
algo
indispensable
para
sostener
las
medidas
sanitarias.
De
esta
manera,
el
aislamiento
social
y
la
soledad
tienen
la
capacidad
de
afectar
la
salud
mental
y
física
de
un
individuo,
vinculándose
a
consecuencias
mentales
y
emocionales
como
problemas
cardiacos,
presión
alta,
deterioro
cognitivo,
ansiedad
y
depresión
(Girmay
&
Singh,
2019).
Por
tal
motivo,
es
de
suma
importancia
el
estudio
del
Apoyo
Social
Funcional,
entendido
como
la
percepción
hipotética
que
tiene
una
persona
sobre
los
recursos
sociales
disponibles
para
ser
asesorada
y
ayudada
en
caso
de
necesitarlo.
Esta
de
f
i
nición
de
Wethington
y
Kessler
(1986)
contempla
a
su
vez
al
Apoyo
Social
Con
f
i
dencial
y
Afectivo.
El
primero
alude
a
la
posibilidad
que
tiene
un
individuo
de
contar
con
personas
a
quien
con
f
i
arle
con
f
l
ictos,
situaciones
problemáticas
o
cuestiones
que
requieren
comprensión
y
ayuda.
El
segundo
re
f
i
ere
al
soporte
que
tiene
un
sujeto
mediante
la
comunicación
con
un
otro,
satisfaciendo
necesidades
emocionales,
sintiéndose
valorado,
aceptado
y
querido
por
los
demás.
Volumen
5,
N
°
008,
enero
a
junio
2021.
pp.
08
-
18.
10
Por
lo
general,
el
campo
de
la
salud
mental
y
bienestar
no
son
tenidos
en
cuenta
como
prioridad,
no
se
proporcionan
su
f
i
cientes
recursos
para
gestionar
o
atenuar
los
efectos
de
las
pandemias
en
este
nivel.
Es
entendible
que
esto
suceda
en
la
fase
aguda
de
un
brote,
pero
las
necesidades
psicológicas
y
psiquiátricas
deben
ser
atendidas
durante
todas
las
fases
del
manejo
de
la
pandemia
(Usher
et
al.,
2020;
Taylor,
2019).
Esta
enfermedad
ha
puesto
en
evidencia
que
tal
como
lo
plantea
la
OMS
la
salud
no
es
solo
exclusivamente
lo
biológico,
sino
que
es
un
completo
bienestar
biológico,
psicológico
y
social.
Teniendo
esto
en
cuenta,
es
necesario
entonces
analizar
la
situación
desde
un
punto
de
vista
psicológico.
De
esta
manera,
la
psicología
puede
aportar
y
transformarse
en
una
disciplina
indispensable
en
el
combate
del
Covid-19
desde
sus
fundamentos,
principios
y
evidencia
cientí
f
i
ca
(Chater
et
al.,
2020;
Michie,
2020;
Torales
et
al.,
2020).
Es
por
lo
mencionado
que
la
presente
investigación
tuvo
como
objetivo
describir
y
evaluar
si
existe
relación
signi
f
i
cativa
entre
el
apoyo
social
funcional
percibido
y
las
somatizaciones,
en
este
contexto
particular
de
pandemia
por
Covid-19,
indagando
a
su
vez
la
ansiedad
fóbica
y
la
ideación
paranoide
junto
a
otros
moduladores
como
la
situación
laboral,
efectos
económicos
de
la
cuarentena,
exposición
a
noticias
sobre
el
tema,
búsqueda
de
información,
veces
que
creyó
tener
Covid-19,
y
apoyo
económico
gubernamental.
METODO
Diseño
El
presente
trabajo
es
una
investigación
no
experimental,
posee
un
alcance
correlacional
y
comparativo,
utiliza
una
metodología
cuantitativa,
de
corte
transversal.
Los
instrumentos
son
aplicados
en
un
momento
determinado.
El
muestreo
es
no
probabilístico,
intencional,
se
seleccionan
casos
o
unidades
por
uno
o
varios
propósitos
(Sampieri
et
al.,
2014).
Muestra
La
población
sobre
la
que
se
estudiarán
las
variables
comprende
a
todos
aquellos
mayores
de
edad,
que
se
encuentren
cumpliendo
el
ASPO
por
Covid-19
en
Argentina
al
momento
de
completar
la
encuesta.
La
muestra
está
compuesta
por
497
sujetos
(Género
femenino=329,
Masculino=165,
Otro=3)
de
entre
18
y
80
años
(Media=39.9),
residentes
en
Capital
Federal
y
Gran
Buenos
Aires.
Instrumentos
Cuestionario Sociodemográ
f
i
co.
Se
indaga
edad,
género,
trial
de
educación,
lugar
de
residencia
y
estado
civil.
Cuestionario Ad Hoc.
Se
indaga
cantidad
de
llamados
al
107,
exposición
a
noticias
referidas
al
trial-19,
situación
laboral,
efectos
económicos
y
apoyo
gubernamental.
SCL-90 R.
Adaptación
argentina
(Casullo
&
Pérez,
2004).
Este
inventario
evalúa
patrones
de
síntomas
presentes
en
individuos.
Cada
uno
de
los
90
ítems
que
lo
integran
se
responde
sobre
la
base
de
una
escala
de
cinco
puntos
donde
0=Nada
y
4=Mucho.
Para
la
presente
investigación
se
utilizan
las
dimensiones
Somatizaciones
α=
.84.
(ítems
1,
4,
12,
27,
40,
42,
48,
49,
52,
53,
56,
y
58),
la
cual
evalúa
la
presencia
de
malestares
que
la
persona
percibe
relacionados
con
diferentes
disfunciones
corporales
(cardiovasculares,
gastrointestinales,
respiratorios),
ansiedad fóbica
α=.80
(ítems
13,
25,
47,
50,
75
y
82)
que
mide
el
malestar
que
alude
a
una
respuesta
persistente
de
miedo
(a
personas
especí
f
i
cas,
lugares,
objetos,
situaciones)
que
es
en
misma
irracional
y
desproporcionada
en
relación
con
el
estímulo
que
la
provoca,
e
ideación
paranoide
α=
.77
(ítems
8,
18,
43,
68,
76
y
83)
la
cual
mide
comportamientos
paranoides
fundamentalmente
en
tanto
desórdenes
del
pensamiento:
pensamiento
proyectivo,
suspicacia,
temor
a
la
pérdida
de
autonomía.
El
alpha
arrojado
por
la
muestra
del
presente
estudio
es
de
.87
para
las
somatizaciones,
.79
para
la
ansiedad
fóbica
y
.73
para
la
ideación
paranoide.
Escala de Apoyo Social Funcional Duke-
Unk-11.
Adaptación
y
validación
española
(Bellón
Saameño
et
al.,
1996).
Evalúa
la
percepción
sobre
la
disponibilidad
de
otras
personas
para
ofrecer
ayuda
en
las
di
f
i
cultades,
habilidades
en
las
relaciones
sociales
y
comunicación
empática
y
emotiva.
Presenta
un
Alpha
de
Cronbach
α=
.94
y
consta
de
11
ítems
que
se
contestan
mediante
una
escala
de
1
a
5
puntos,
donde
las
puntuaciones
altas
representan
un
mayor
apoyo
social.
La
escala
tiene
dos
dimensiones:
apoyo
Paula
Agustina
Caccia,
somatizaciones
y
apoyo
social
funcional
11
con
f
i
dencial
α=
.95
(ítems
4,
5,
6,
7,
8,
10
y
11)
y
apoyo
afectivo
α=
.84
(ítems
1,
2,
3
y
9).
El
alpha
arrojado
por
la
muestra
del
presente
estudio
es
de
.88
para
el
apoyo
social
funcional,
.89
para
el
apoyo
con
f
i
dencial
y
.63
para
el
afectivo.
Procedimiento
Para
la
recolección
de
trial,
se
utilizó
la
plataforma
digital
de
Google
Forms©.
El
acceso
a
los
participantes
estuvo
mediado
por
las
redes
sociales
Facebook,
Instagram
y
WhatsApp.
Luego
de
aceptar
participar
mediante
el
consentimiento
informado,
se
presentaron
los
cuestionarios
en
el
mismo
orden
para
todos
los
participantes.
El
tiempo
necesario
para
completarlos
fue
de
10
minutos
aproximadamente.
Análisis de datos
Se
utilizó
el
programa
estadístico
SPSS
versión
.21.
Las
variables
presentaron
una
distribución
no
paramétrica
por
lo
que
se
utilizó
la
prueba
Rho
de
Spearman
para
las
correlaciones,
H
de
Kruskal-Wallis
y
U
de
Mann
Whitney
para
las
comparaciones.
Además,
se
analizó
el
tamaño
del
efecto
con
la
prueba
no
paramétrica
g
de
Hedges
(g).
El
nivel
de
signi
f
i
cación
se
estableció
para
todos
los
análisis
en
α=.05
RESULTADOS
Descripción de la muestra
Tabla 1. Descripción de la muestra
Ausencia%
Género
Masculino
16533.2
Femenino
32966.2
Otros
30.6
Nivel educativo
Primario incompleto y completo
510
Secundario incompleto y completo
8517.1
Terciario incompleto
418.2
Terciario completo
6713.5
Universitario incompleto
12825.8
Universitario completo
17134.4
Trabajó durante cuarentena
Si
35671.6
No
14128.4
Modalidad de trabajo
Home of
f
i
ce
24667
Trial del hogar
10127.5
Ambos
205.4
Como
se
observa
en
la
Tabla
1,
en
la
muestra
del
presente
estudio
predominan
las
personas
del
género
femenino
(66.2%),
aquellos
que
tienen
estudios
universitarios
incompletos
(25.8%)
y
completos
(34.4%),
y
quienes
trabajaron
durante
la
cuarentena
(71.6
%).
El
67%
lo
hizo
bajo
la
modalidad
Home
of
f
i
ce,
el
27.5
%
fuera
de
su
casa
y
el
5.4%
trabajó
de
las
dos
formas.
De
todos
ellos,
el
43.3%
vio
afectado
negativamente
su
ingreso
económico.
A
su
vez,
el
31.4%
de
los
encuestados
re
f
i
ere
ver
noticias
sobre
el
Covid-19
de
2
a
5
veces
por
día,
y
el
15.3%
6
veces
o
más.
El
31%
busca
información
sobre
el
tema
de
2
a
5
veces
por
día
y
el
25.4%
6
veces
o
más.
Sólo
el
23.3%
re
f
i
ere
haber
creído
tener
Covid-19
alguna
vez
durante
la
cuarentena.